Sí es posible la convivencia ciudadana.

 

Los cuatro días del Carnaval Internacional de las Artes -que en esta oportunidad se llevó a cabo en ocho escenarios, ante la imposibilidad de disponer del teatro Amira de la Rosa- sirvieron para demostrar no solo que Barranquilla es una ciudad con una profunda vocación cultural y artística, sino que también puede ser -y es- pacífica por excelencia.

Durante los cuatro días de conciertos y conferencias con artistas de distintos tamaños y colores, no hubo un solo acto de violencia, ni siquiera la más mínima agresión. No hubo un solo reclamo. Todos los escenarios estuvieron llenos de un público respetuoso y entregado por completo a los invitados. El comportamiento fue ejemplar. Una vez más quedó demostrado que la “reflexión como espectáculo”, lema del Carnaval de las Artes, es la mejor apuesta.

Al Parque Cultural del Caribe -el principal escenario del evento- asistieron miles de personas dispuestas a escuchar las canciones clásicas de sus ídolos o a descubrir el universo musical de otros países. Como es costumbre, todas las entradas fueron gratuitas y cada uno de los asistentes se gozó las descargas  que brotaron del piano de Richie Ray, los versos sentidos y sinceros de Adolfo Pacheco, o la nota melodiosa de Alci Acosta, para solo citar algunos de los invitados especiales. Pero el público también tuvo la oportunidad de conocer de su propia voz cómo y de qué forma nacieron sus canciones.

De manera que la lección quedó aprendida. Barranquilla no es violenta. Es una ciudad festiva, alegre, bullanguera, pero pacífica. Su alma es musical y su corazón noble y agradecido. Sí es posible convivir en paz y armonía. Sí es posible respetar la autoridad y que la autoridad nos respete. Sí es posible bailar y gozar mientras nos tomamos una que otra “fría”, para bajarle un poco la temperatura a este calor inclemente o para disfrutar de la brisa que viene del Río. Sí es posible -en fin- vivir en paz en nuestra querida Barranquilla.

La invitación queda extendida para que el próximo año podamos disfrutar de otro Carnaval Internacional de las Artes como lo merecemos: en paz y armonía. Gracias y sinceras felicitaciones a Fiori, a Claudia y a todo su equipo.

http://www.bluradio.com/barranquilla/si-es-posible-la-convivencia-ciudadana-editorial-de-oscar-montes-131109

Editorial #ViveBarranquilla por @BluRadio