Al Gobierno Nacional no le gusta que los medios de comunicación sean críticos con algunas de sus decisiones. Prefieren a los periodistas en la misma orilla y no en la contraria, ejerciendo el control que les corresponde, como veedores y voceros naturales de la sociedad. 

Cualquier posición que asuman los periodistas que no esté alineada con la del Gobierno es refutada de inmediato por sus más connotados representantes, desde el mismo presidente de la República, Juan Manuel Santos, hasta alguno de sus ministros, como el de defensa, Luis Carlos Villegas.

 

En efecto, tanto Santos como Villegas decidieron en los últimos días cuestionar el papel de la prensa, hasta el punto de responsabilizarla de los males nacionales o de la crisis actual que vive el país. El Presidente ha dicho que los medios de comunicación sólo destacan las noticias negativas y desconocen todo lo bueno que el Gobierno hace en distintos frentes.

 

Santos ,que ha sido periodista y que proviene de una familia con una destacada tradición en medios de comunicación, como quiera que fue durante muchos años dueña del diario El Tiempo, considera que el pesimismo nacional es culpa de los medios de comunicación y de nadie más. 

  Seguir leyendo (Click aquí)