Como todo lo malo es lo que se pega, ahora se volvió costumbre en Barranquilla taparle la placa a los vehículos para tratar de evadir las sanciones correspondientes por las violaciones a las normas de tránsito.

En efecto, gracias a las denuncias de Blu Radio y del programa Vive Barranquilla, se tuvo conocimiento de las irregularidades cometidas por conductores particulares del centro de la ciudad, quienes ocultan con plásticos las placas de los carros y de esta forma pretenden evadir la sanción correspondiente por estacionar en lugares prohibidos.
De acuerdo con la denuncia de Blu Radio, varios de los infractores laboran en despachos judiciales del sector o en la propia sede de la Fiscalía en el centro de la ciudad. Es decir, serían los mismos funcionarios públicos encargados de sancionar a quienes violen la ley, quienes la estarían infringiendo.
En las últimas horas, con ocasión de los partidos de la Selección Colombia y la llegaba a la ciudad de los jugadores del equipo, la empresa encargada de transportarlos también decidió tapar las placas de los vehículos para no cumplir con la norma del pico y placa, que establece restricciones para su movilidad.