Barranquilla vivió ayer una jornada inolvidable. Los candidatos Gustavo Petro y Germán Vargas Lleras presidieron dos de las manifestaciones más grandes que se han celebrado en la ciudad en los últimos años. El primero en la Plaza de La Paz y el segundo en el Paseo Bolívar. Cada una de ellas contó con la asistencia de miles de seguidores de los dos aspirantes a la Casa de Nariño. Se trató de una verdadera medición de fuerza electoral y -sobre todo- de una auténtica fiesta democrática.

A la postre tanto Petro como Vargas Lleras se declararon satisfechos y complacidos del masivo respaldo recibido. Como se dice en el mundo taurino, tanto el Paseo Bolívar como la Plaza de La Paz tuvieron público “hasta las banderas”. La plaza pública demostró una vez más que es el escenario natural de la llamada contienda electoral.

El comportamiento tanto de las autoridades como de los más de 50 mil asistentes a las dos manifestaciones también merece un reconocimiento, pues en ninguno de los dos eventos hubo hechos que lamentar. Una vez más Barranquilla demostró que puede dirimir las diferencias políticas en un ambiente de sana convivencia.

El primero de los candidatos que salió al ruedo fue Vargas Lleras, quien a las 4 de la tarde en punto y en medio de un calor impresionante saludó emocionado a los asistentes al Paseo Bolívar: “Gracias Barranquilla. Esta es la verdadera encuesta. Aquí está el pueblo barranquillero respaldando al futuro presidente”, afirmó Vargas Lleras al comenzar su intervención del cierre de campaña de Cambio Radical al Congreso. Vargas Lleras reiteró su compromiso con la ciudad, al tiempo que les dijo a los asistentes al Paseo Bolívar: “Ustedes saben que yo no les fallo. Aquí están las obras que hablan por mi. Barranquilla ya sabe lo que es el populismo, porque lo vivió y ya sabe lo que es salir del populismo, por tres administraciones exitosas”.

A las 7 de la noche -dos horas después de la clausura de la manifestación de Vargas Lleras en el Paseo Bolívar- la Plaza de La Paz estaba totalmente colmada de seguidores de Gustavo Petro, quien agradeció a Barranquilla su masivo respaldo, al tiempo que fustigó la Ley 100 y la concentración de la tierra en manos de latifundistas, a los que responsabilizó -entre otros males- de la crisis actual del país.

Barranquilla también le cumplió a Petro. La plaza de La Paz -que en horas de la tarde se encontraba semi-vacía, como lo evidencian varias imágenes que circularon en redes sociales- a las 7 de la noche estaba completamente colmada. “Aquí no cabe una persona más”, me dijo uno de los asistentes a la Plaza de La Paz con quien hablé, poco antes de la intervención de Petro. Los asistentes pudieron disfrutar de un concierto musical que contó con la participación de varios artistas.

Así las cosas, Barranquilla se lució ayer en la jornada de cierre de las campañas al Congreso, tanto de Cambio Radical, que apoya a Germán Vargas Lleras, como de los progresistas que respaldan a Gustavo Petro. Este domingo 11 de Marzo se sabrá si el número de votos de sus partidos corresponde al de los asistentes al Paseo Bolívar y a la Plaza de La Paz.